PureVolume

 
 
 
Blog Post
 

Mi madre que se quedo embarazada de mi cuando tenia 13 años, nos teníamos mucha confianza en todos los aspectos posiblemente por la poca diferencia de edad, de hecho cuando yo tenia unos trece años me atreví a decirle que ella me gustaba mucho y que no podía evitar el espiarla, me dijo que era perfectamente normal pero que cuando estuviera mi padre que fuera muy discreto para evitarnos problemas.

A partir de ese momento cuando estábamos solos aunque no hablábamos de ello cada vez le podía ver mas, ella vestía como siempre y se comportaba habitualmente de forma muy recatada, pero ahora cuando estábamos solos y se ponía a limpiar la mesa por ejemplo le podía ver el sujetador perfectamente porque ella no ponía la mano como hacia siempre para que no se le abriera el vestido.

Cuando se sentaba a ella que normalmente apenas se le veían las rodillas si estábamos solos le veía gran parte de las piernas.

Es decir que de una forma gradual, lo cual lo hacia mas excitante para mi, me fue dejando verla cada vez mas, un día al limpiar la mesa me di cuenta de que no llevaba sujetador y le pude ver los pechos al desnudo. Otro día cuando se sentó en el sofá pude verle perfectamente las bragas.

No era todos los días, y unas veces se le veía mas y otras menos, insisto en que no hablábamos sobre ello, pero cuando ya tenia yo 16 años uno de los días me pidió que le ayudara a colgar unas cortinas y me di cuenta de que bajo de la bata de andar por casa no llevaba nada y se le veía todo el sexo no pude evitar el alargar la mano y tocárselo.

No se enfadó pero me dijo que eso no quería que lo hiciera, me sentí mal y durante dos días apenas salí de mi habitación.

Al tercer día poco después de marcharse mí padre me llamó a su habitación, yo estaba en pijama y ella estaba vestida como para salir de casa me hizo sentar en la butaca y cuando yo esperaba un sermón me encontré con que me dijo que no quería que me sintiera mal por lo que había pasado el otro día pues era perfectamente normal, que lo que sucedía era que no quería que se nos marchara de las manos, que era nuestro secreto, y por ello quería dominar ella la situación.

Y que ya que nos teníamos tanta confianza antes de tomar yo una iniciativa que lo hablara con ella y así ella podía valorar si mi padre podía llegar antes de tiempo o si por haber alguna cortina descorrida nos podían observar desde algún sitio.

Hoy que vamos a estar solos hasta mañana pues tu padre no viene a dormir cosa que yo ya sabia, voy a hacer algo que se que te va a gustar para que te des cuenta de que el otro día no me enfadé y que las cosas continúan igual y acto seguido empezó a desnudarse poco a poco primero la chaqueta que guardó en el armario, luego la camisa dejando que la viera en sujetador, guardo la camisa mientras yo no le quitaba ojo de encima y se quitó la falda guardándola también.

Se quedó mirándome sonriendo con los zapatos, las medias, las bragas y el sujetador como únicas prendas de vestimenta y me preguntó si me gustaría que siguiera, yo tenia la boca tan seca que no pude mas que asentir con la cabeza, ella entonces se quitó el sujetador y lo guardó en el cajón, mientras yo veía sus preciosos pechos tan deseados por mi y procedió a quitarse las bragas, esta vez me las alargó diciéndome que a mi padre le gustaba olerlas y que yo también podía hacerlo si quería.

Me quede con ellas en la mano, pues habiéndose quitado los zapatos se había sentado en la cama a medio metro escaso de mi y se estaba quitando las medias con lo cual yo tenia una visión perfecta de su sexo, luego se levantó y se paseó por la habitación totalmente desnuda para que la pudiera ver a mi gusto, abría cajones, se agachaba a recoger algo que había dejado caer, en definitiva que no hubo parte de su cuerpo que no viera a la perfección.

Luego se acercó a mi y cogiéndome la mano la llevo a su pecho diciéndome qué saciara mi curiosidad tocando y mirando lo que quisiera y yo así lo hice primero le acaricie los pechos, luego el culo y por fin su sexo y para acabar la hice tumbar en la cama le pedí que abriera las piernas y que se abriera el sexo para así podérselo ver con detalle y ella me complació.

Lógicamente yo estaba totalmente empalmando y ella se había dado cuenta, se quedo un momento pensativa y diciéndome que no me acostumbrara me quito la parte de abajo del pijama, me hizo tumbar a su lado y empezó a acariciarme el sexo con mucha suavidad yo alargue la mano para acariciarla pero ella me dijo que la dejara hacer a ella que por hoy ya la había tocado bastante así es que me quede quieto mientras ella me acariciaba.

Estuvo mucho rato pajeándome suavemente, pues haciendo caso de lo que ella me había dicho cuando estaba a punto de correrme se lo decía y ella paraba, cuando se cansó se arrodilló entre mis piernas se la metió en la boca y yo me derrame rápidamente tragándose ella hasta la última gota.

Me dejo en la gloria, yo me había hecho muchas pajas pensando tanto en ella como en la madre de un amigo, tanto solo como estando con este amigo, incluso en dos ocasiones nos habíamos hecho la paja el uno al otro pero nada comparable a lo que ella me había hecho.

Me preguntó si me había gustado y le dije que había sido maravilloso, que si ya le tenia envidia a mi padre ahora muchísima mas y le confesé lo de las pajas de mi amigo y mías sin ocultarle ningún detalle, incluso que a veces habíamos cogido alguna braga del cesto de la ropa sucia para olerlas mientras nos hacíamos la paja y habíamos acabado usándola para corrernos, ella se rió y me dijo que lo había notado pero que no me había querido decir nada y por eso antes al quitársela me la había dado pues era la del día anterior.

Le dije que como mi amigo iba a venir a dormir esa noche si podía quedarme la braga, asintió con la cabeza y me dijo que aunque pensaba vestirse solo con la bata pues sabia que me gustaba notarle el cuerpo bajo de la bata se pondría también las bragas para que pudiéramos tener una cada uno.

Me levante de un salto y como comprobé que en el cesto había otras se lo dije y me guarde las dos en la habitación, comentando con ella que cuando veíamos tanto a su madre como a ella con ese tipo de batas mi amigo y yo elucubrábamos si llevaban algo mas debajo o no.

Ella me preguntó si la madre de mi amigo era tan recatada como ella cuando yo estaba en su casa y al decirle que a la madre de mi amigo se le veía bastante más que a ella me pregunto si quería que en presencia de ese amigo, ella fuera menos recatada y como le dije que si me pregunto hasta que punto quería que fuera menos recatada, yo le dije que si era por mi me gustaría que la pudiera ver toda desnuda, a ella que le has visto tu y yo le conteste sinceramente que a la madre de el le había visto las tetas sin sujetador y las bragas, entonces ella me dijo que hasta ahí de acuerdo pero que entonces se tendría que poner bragas.

En la pared que separaba la habitación de mis padres y la mía había un radiador que daba calor a las dos habitaciones con un mueble metálico que servia de decoración, un día que se estropeo me di cuenta que cuando no estaba el zócalo superior se podía ver desde una habitación a la otra, pero no me servia de nada pues si no estaba estropeado se iba a notar mucho si lo quitaba.

Se lo explique a mi madre y lo comprobamos juntos, me hizo tumbar en su cama y pasearme por su habitación y luego me dijo que para que su amigo la viera desnuda esa era una forma que podía pensar en consentir pues ella no pasaría por descuidada y entonces yo le dije que lo que me gustaría era que antes de cenar se arreglara y saliera a dar una vuelta y luego a la hora de acostarse se desvistiera como antes había hecho antes para mi, me dijo que no estaba muy convencida pero que se lo pensaría aunque creía que no lo haría, pero no pusimos el zócalo lo cual me daba muchas esperanzas.

Llame a mi amigo y le dije que se viniera si quería también a comer, aceptó y nos pasamos el día comiéndonos a mi madre con los ojos, el pensaba y yo sabia que no llevaba nada debajo, mas tarde pudo comprobar que no llevaba sujetador, nos enseñó las piernas también muy altas aunque ella midió bien y no pudo saber si llevaba o no como el pensaba bragas.

Sobre las siete de la tarde se arreglo y entrando en mí habitación nos dijo que tenía que salir un momento pero que no tardaría mucho, miro significativamente hacia el zócalo apoyado en la pared y se marchó.

Cuando volvió cenamos y yo dije enseguida de acostarnos, mi amigo se extraño pero me siguió a la habitación, cerramos la puerta y pidiéndole que se callara nos desnudamos en un momento y después de enseñarle las dos bragas apagamos la luz.

No pasó mucho tiempo en que mi madre encendiera la suya, entonces le hice levantar y pudo darse cuenta de que se veía toda la habitación y de que mi madre había empezado a desnudarse hizo lo mismo que por la mañana y para terminar se puso una reconciliación transparente cogió un libro y se puso a leer, la teníamos de frente, sus pechos se transparentaban pero el culo y el sexo lo veíamos en directo, ella iba adoptando diversas posiciones igual estaba toda despatarrada que se ponía de lado con el culo en pompa, para nosotros un espectáculo impresionante, cuando se canso de "leer" apago la luz y nosotros cogimos las bragas y nos desahogamos dejándolas todas llenas de leche después de tres pajas.

Mi amigo se levantó, desayuno y se marchó antes de que mi madre se levantara, sonó el teléfono era mi padre para decir que vendría un día mas tardee, mi madre pasó conmigo a mi habitación porque quería ver "el cuerpo del delito", se extraño de la cantidad de leche que tenían y le dije que era de tres pajas, ella continuaba con la reconciliación transparente y le pregunté si me dejaba tocarle el culo asintió con la cabeza y me pidió que fuéramos a su habitación, allí me dijo que mi padre con tanto viaje la tenia desatendida sexualmente, que estaba tan excitada que la tarde anterior cuando salio estuvo a punto de dejarse ligar y apara acabarlo de arreglar sabiendo que nosotros nos estábamos poniendo las botas viéndola se había excitado mas todavía, pero que no se había querido aliviar ella sola para que no la escucháramos como ella nos escuchaba a nosotros.

Y como encima ahora mi padre no iba a venir hasta el día siguiente quería que yo le hiciera a ella algo parecido a lo que ella me había hecho el día anterior, asentí con la cabeza, ella saco un vibrador me explicó como utilizarlo, pero antes de usarlo me pidió que la besara suavemente por todo el cuerpo yo la complací mientras ella suspiraba continuamente, cuando llegue a su sexo me apretó la cabeza contra el pidiéndome que le metiera la lengua, se corrió una vez y entonces me hizo utilizar el vibrador con el se corrió dos veces mas.

Cuando acabamos me confesó que se había tranquilizado bastante pero que como siempre le pasaba le faltaba notar un pene de verdad dentro de ella, pero que no tenía más remedio que esperar hasta el día siguiente. Por la tarde me pidió que la acompañara que le había dado muchas vueltas a la cabeza y le había costado mucho decidirse, que confiaba mucho conmigo y esperaba que no la defraudara, que íbamos a ir a un cine un poco especial y que desde luego ella no iba con la intención de ver la película y me necesitaba a mi como coartada por si la veía alguien conocido, no entendía nada pero me marche con ella sin hacerle mas preguntas.

Entramos en un cine a la otra parte de la ciudad, era muy cutre, una vez dentro la sesión estaba empezada y no quedamos quietos hasta que nos acostumbramos a la oscuridad mi madre se sentó conmigo al lado en la penúltima fila a pesar de estar medio vació se sentó al lado de un hombre, yo mirando de reojo me di cuenta de que ella acercaba la pierna hasta tocar la de el, se miraron un momento y el alargó la mano y empezó a acariciarle la pierna, mi madre cogió su chaqueta y la puso encima de sus piernas, daba igual se notaba perfectamente que le estaban metiendo mano, a el le importaba muy poco mi presencia y no disimulaba en absoluto, le acaricio y le saco los pechos de la blusa y se los chupo y beso durante un buen rato al mismo tiempo que le metía mano entre las piernas, la chaqueta hacia tiempo que había caído al suelo y yo le veía a mi madre todas las piernas pues tenia la falda tan subida que no le tapaba apenas ni la mitad de las bragas, vi como la mano de el separaba las bragas y como mi madre le ayudaba abriéndose mucho de piernas y me di cuenta de que le había metido un dedo en el coño y la estaba pajeando y como por lo visto las bragas les molestaban pude ver perfectamente como mi madre levanto un poco el culo y se las sacó.

Note como mi madre se corría dos o tres veces, luego vi como el le susurraba algo al oído y mi madre negaba con la cabeza mientras señalaba hacia unas cortinas, el asintió y se levantaron los dos, se metieron detrás de las cortinas y yo aproveche para recoger la chaqueta y las bragas, tardaron unos cinco minutos, me fije que había varios hombres que desde que a mi madre le habían empezado a meter mano no nos habían quitado ojo de encima y suponía que cuando volviera a sentarse alguno se acercaría a ver si cazaba algo, el no volvió y mi madre no se sentó y me hizo una seña para que nos marcháramos.

En el camino a casa apenas hablamos, cuando salimos se puso la chaqueta y cuando llegamos le di las bragas, me preguntó si me imaginaba lo que había pasado, yo no sabia que contestarle y lo hizo ella por mi, pues lo que ha pasado es que tu madre ha ido a que se la follaran y lo ha conseguido, y ahora voy a lavarme que estoy incomoda, la seguí porque me apetecía verla y ella sonriéndose lleno el bidet, empezó a lavarse mientras me explicaba que habitualmente no se lavaba así, pero que había pensado en que a mi me gustaría ver el resultado de un polvo, el agua estaba llena de un engrudo que ella me explico que era una mezcla de la leche de el y del flujo de ella.

Le pregunté si se había quedado ya tranquila y me contesto que bastante mas pero que no le hubiera importado repetir. Le dije que si se hubiera vuelto a sentar habría podido continuar pues tenia cola. Primero se rió, luego poniéndose seria me dijo que como estaba tan caliente no le había pasado hasta ese momento por la imaginación que yo me pudiera sentir mal tanto al ver primero como le metían mano, como luego imaginando lo que le estarían haciendo tras la cortina con toda seguridad. Le dije que no me había sentido mal en absoluto, al contrario me había puesto calentísimo notando como ella disfrutaba y viendo como le metían mano medio desnudándola ante la atenta mirada tanto mía como la de varios hombres mas que tampoco habían perdido detalle.

Entonces mi chiquitín se ha puesto caliente otra vez me dijo toda mimosa, pues creo que lo mejor será que busquemos una solución definitiva para los dos porque lo de hoy en el cine no quiero repetirlo nunca porque es muy arriesgado y te involucro a ti.

Me llevo al comedor y me dijo que como ella sabía que yo no había perdido detalle en el cine que íbamos a hacer una parodia añadiendo ella el final que le hubiera gustado que hubiera sucedido.

Apago las luces del salón-comedor y dejó las del pasillo para dejar el salón en penumbras, se vistió con la misma ropa que se había puesto para ir al cine, como se dio cuenta de que estaba manchada sobre todo la falda de flujo y de semen al volver a casa sin bragas, aunque también la blusa pues el hombre aquel al principio igual le tenia la mano metida en el coño que subía a los pechos me preguntó si me importaba y como le dije yo que en absoluto se sentó a mi lado y fue acercando su pierna a la mía, cuando note el rocé la mire como la había mirado el hombre aquel, ella me sonrió cosa que yo no había podido ver en el cine y acerque mi mano a su pierna empezando a acariciarla, ella iba abriendo las piernas a medida que yo iba subiendo mi mano puso la chaqueta encima de sus piernas y yo me dedique entonces a sus pechos, cuando se los saque y empecé a besárselos me cogió la mano y la llevo a su sexo la chaqueta cayo al suelo, metí la mano bajo la braga y note que estaba toda encharcada, empecé a pajearla y al mismo tiempo la besaba en la boca, en el cuello, en los pechos y subiéndole la falda por detrás le acariciaba al mismo tiempo el culo.

Cuando la hice correr dos veces, me dijo ves como no me había quedado tranquila del todo, le susurre al oído lo que pensaba que el hombre aquel le había susurrado "vayámonos a un hotel a pegar un buen polvo". Perfecto me dijo, ahora deja que ponga yo el final, hasta ese momento ella no me había tocado a mi, ahora me desabrocho la bragueta y me la saco y empezó a darme una mamada, tranquila, sin prisas al mismo tiempo que me acariciaba los huevos, yo mientras le continuaba acariciando desde su culo a su coño por detrás y también sus pechos. A pesar de lo caliente que yo estaba me hacia gracia ver lo encharcada que estaba y mientras disfrutaba de la mamada iba secando mis dedos manchados de flujo tanto en la falda como en la blusa, porque quería que cuando acabáramos ella pudiera comprobar en que estado podían haberla dejado en el cine si en lugar de indicarme que nos marcháramos se hubiera vuelto a sentar. Estaba a punto de correrme y se lo dije, pero ella continuó y se bebió toda mi leche, cuando me dejo sin gota se levantó me cogió de la mano y me dijo ahora es cuando podemos ir al hotel.

Me llevó a la cama, nos desnudamos totalmente los dos, me pidió que me tumbara boca arriba, ella se puso encima de mi en la posición del 69, entendí lo que quería y a pesar de estar tan encharcada no me importo en absoluto complacerla conseguí arrancarle tres fuertes orgasmos antes de que ella consiguiera ponerme en forma otra vez.

Cuando lo consiguió hizo lo que yo no me esperaba, se dio la vuelta me la cogió con su mano y se la introdujo en el coño, empecé a moverme como un loco y me pidió que me estuviera quieto que la dejara a ella, fue un polvo largísimo, ella tuvo un montón de orgasmos cuando eyacule nos quedamos los dos tendidos en la cama extenuados eran las 5 de la mañana y llevábamos desde las diez de la noche enganchados de una forma o de otra.

Mi padre continuaba viajando mucho, pero a mi madre no le importaba ya que estaba mejor servida cuando el no estaba, pues en cuanto nos sabíamos solos y seguros nos poníamos a jugar a papas y mamas, encontré un apartamento muy barato a la otra parte de la ciudad y con frecuencia nos íbamos al cine juntos pues a mi me daba mucho morbo ver como le metían mano, ella no quería pero siempre que se lo pedía acababa accediendo, si no le acababa de gustar el compañero de butaca, lo acababa allí mismo con una paja, pero en varias ocasiones utilizamos el apartamento.

Uno de los días el cine estaba casi vacío, no había mas mujer que ella, se sentó al lado de un hombre como siempre, no le gustó mucho así es que lo despacho con una paja, cuando se iba a levantar ella le pedí que se quedara porque quería ver si se acercaba otro, pues eran varios los que la habían estado observando y así fue enseguida se acercó otro y se sentó a su lado, pero este le pidió precio ella tras un momento de indecisión le pidió mil pesetas y el le preguntó que si acababa con una mamada cuanto le iba a cobrar ella le dijo que el doble, el le dio el dinero y empezó a meterle mano cuando por lo visto estaba a punto de reventar le pidió la mamada y ella se arrodillo en su butaca y se la dio.

Ese día tuvo cinco clientes, el ultimo que por lo visto a ella le gustó desde el principio le pidió el servicio completo y ella aunque primero le pidió diez mil pesetas acabó marchándose al apartamento por cinco mil. Cuando nos fuimos hacia casa lo comentamos entre risas porque tenia en el bolsillo trece mil pesetas cuando lo habría hecho con gusto gratis, es mas poco tiempo antes, la primera vez que fuimos al cine igual hubiera pagado ella si se lo hubieran pedido.

No quiso ir mas veces al cine, yo encontré una chica que tiene gran parecido con mi madre, y me case con ella, pero a mi madre no le ha faltado una buena sesión de sexo siempre que ha sido posible y seguro, pues de bien nacidos y es el agradecidos.

cuarentonas maduras
Maduras follando
Videos de maduras
Maduras españolas
Maduras calientes
Maduras peludas
Maduras culonas
Maduras tetonas
Maduras cachondas
Maduras desnudas
Fotos de maduras
Maduras putas
Maduras lesbianas
Maduras webcams

Posted Jun 26, 2017 at 9:35am

Comments

 
 

Posts (6)

  • General: Tentaciones

    Mi nombre es Daniel, tengo actualmente 28 años, mido 1.77 metros, peso 67 kilogramos, soy ingeniero civil y practico ciclismo de montaña. Mi historia comienza cuando…

    Jun 26, 2017

     
  • General: La videocamara de mi hermana

    Soy Matías, pero todos me dicen Chipo ("El Chipo"). Debo admitir que no soy nada hermoso: soy muy alto, mido un poco más de 1,90, soy muy flaco y huesudo. En la cara…

    Jun 26, 2017

     
  • General: La hija de mi vecina

    Todo sucedió cuando la hija de mi vecina, una chica de 20 años, vino a casa a preguntar por mi esposa, a fin de que le ayudara a hacerse la cera en las piernas, y yo…

    Jun 26, 2017

     
  • General: Una sorpresa agradable

    Mi madre que se quedo embarazada de mi cuando tenia 13 años, nos teníamos mucha confianza en todos los aspectos posiblemente por la poca diferencia de edad, de hecho…

    Jun 26, 2017

     
  • General: Delicias familiares

    Esta es la historia de una familia donde la madre es Claribel, tiene 42 años, piel blanca, de1,60 de estatura, hermosas piernas y un buen culo, cintura mas o menos fi…

    Jun 26, 2017

     
  •  
 
Signup for PureVolume, or Login.